Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 20 de enero de 2012

La estrella de la muerte podría destruir la Tierra


Los aficionados a la ciencia ficción saben perfectamente qué es la estrella de la muerte. Para aquellos ajenos al culebrón Star Wars, una breve explicación: se trata de una estación de batalla del tamaño de una pequeña luna diseñada para sembrar el terror en toda la galaxia. Su principal arma es un superláser capaz de destruir planetas con un solo disparo, forma en la que acaba con Alderaan, el mundo de la princesa Leia, como aparece en «Star Wars Episodio IV: Una nueva esperanza» (1977). Hasta aquí todo se queda en el campo de la imaginación, pero, ¿podría de verdad un arma semejante acabar con un mundo del tamaño de la Tierra? El investigador David Boulderstone, del Departamento de Física y Astronomía de la Universidad de Leicester, responde a esa pregunta en un artículo y, en efecto, nuestra querida bola azul no saldría bien parada.
Boulderstone cree que es posible estimar la cantidad de energía que necesita la estrella de la muerte para destruir un planeta si se cumplen una serie de requisitos. Por ejemplo, el planeta no debe tener ningún tipo de escudo «deflector» y tiene que ser un cuerpo sólido de densidad uniforme. El científico utiliza un modelo esférico idealizado basado en la masa y el diámetro de la Tierra, con lo que pudo determinar con una ecuación la energía gravitacional de Alderaan. La energía resultante es 2,25 x 1.032 julios. Si se utilizan los datos de Júpiter, el resultado es de 2 x 1036.

No puede con Júpiter

Boulderstone afirma que, según Star Wars, la estrella de la muerte es alimentada por un reactor de hipermateria que posee la producción de energía de muchas estrellas de secuencia principal -como lo es el Sol-. Si se tiene en cuenta que la potencia de nuestro Sol es de 3 x 1026 julios por segundo, es razonable pensar que el reactor de la estrella de la muerte podría alimentar semejante superláser.
Incluso si la composición exacta de la Tierra se utilizara en la ecuación posterior, la energía necesaria para destruir un planeta solo se vería afectada por unos pocos órdenes de magnitud. En conclusión, el investigador considera que la estrella de la muerte tendría la energía necesaria para destruir un mundo del tamaño de la Tierra, aunque arrasar con un planeta más grande, como Júpiter, sería un considerable desafío. Para eso haría falta un Sun Crusher, pero eso ya es otra historia.



Fuente: Diario ABC

Enlace patrocinado por
info@ingeypro.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario