Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 27 de enero de 2012

Octavo aniversario de la llegada del Opportunity a Marte



Tal día como hoy, hace ocho años, el rover Opportunity aterrizaba en un cráter de Marte en lo que se suponía era una misión científica de tres meses. Pero el vehículo explorador superó con creces su corto pronóstico de vida, hasta el punto de que todavía hoy proporciona fotografías y datos científicos sobre el Planeta rojo. Durante todo este tiempo, el Opportunity ha colaborado, junto con su gemelo Spirit -enviado tres semanas antes y en la actualidad atrapado en un banco de arena-, magníficos descubrimientos. El más impactante, por el que este robot pasará a la historia, es el hallazgo de las primeras evidencias de que Marte, en el pasado, estuvo «bañado en agua».
Opportunity ha explorado cráteres cada vez mayores y más profundos, sumando evidencias de períodos húmedos y secos de la misma época que los sedimentos encontrados en el cráter Eagle. A mediados de 2008, los investigadores dieron nuevas instrucciones al robot y éste puso rumbo desde el cráter Victoria, de unos 800 metros, hacia el cráter Endeavour, de 22 kilómetros, algo que para los científicos de la NASA ha sido como empezar una nueva misión, por la riqueza de datos obtenidos.
«Endeavour es una ventana más en el pasado de Marte», explica en un comunicado John Callas, director del programa de Robots Exploradores de Marte del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA, en Pasadena, (California). El viaje hasta Endeavour duró tres años y para llegar hasta el objetivo Opportunity recorrió durante su último año sobre el Planeta Rojo 7,7 kilómetros, más que cualquier año anterior, que sumados al resto hacen un total de 34,4 kilómetros.

La mayor evidencia de agua

Desde agosto, Opportunity trabaja en el Cabo de York, un segmento del borde del Endeavour, donde ha tenido acceso a los depósitos geológicosde un período de la historia de Marte anterior a cualquiera de los examinados durante sus primeros siete años. La primera roca examinada por el rover en esta zona es diferente a cualquier otra analizada previamente. Su alto contenido en zinc sugiere los efectos del agua. Además, ha identificado otro mineral brillante como «la mayor evidencia de agua líquida que hemos encontrado durante ocho años en el planeta», afirma Steve Squyres, de la Universidad de Cornell (Ithaca, Nueva York). Ahora, el rover se prepara para afrontar su quinto invierno marciano (un año de Marte es casi el doble que en la Tierra).
Por desgracia, Opportunity perdió a su hermano gemelo, Spirit, cuyas ruedas quedaron atascadas en las arenas marcianas. Pese a los intentos de la NASA por salvarlo, el rover dejó de comunicarse con la Tierra en marzo de 2010.
La NASA lanzó el pasado noviembre un nuevo robot explorador,Curiosity, que porta en su interior el Laboratorio Científico de Marte (MSL), con diez instrumentos para buscar pruebas de un entorno favorable para la vida microbiana, incluidos los ingredientes químicos de la vida. Es más fuerte y potente que sus predecesores y, si se cumple el sueño de los científicos, podrá desvelar muchos de los misterios que aún rodean al Planeta rojo.

Enlace patrocinado por
info@ingeypro.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario