Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 2 de abril de 2012

La fórmula para librarte de la barriga cervecera C. GARRIDO. Descubre


La fórmula para librarte de la «barriga cervecera» antes de ponerte el bañador
ABC

Con la llegada del calor primaveral, las prendas se aligeran y la «barriga cervecera» que hemos estado criando durante el invierno se antoja incómoda. A estas alturas, ya no hay abrigos ni jerseys que camuflen los excesos, pero aún estamos a tiempo de intentar rebajarla un poco o, por lo menos, que no vaya a más.
La alimentación y el ejercicio físico, combinados, serán tus dos armas para deshacerte de la grasa. Eso sí, no vale salir a correr a diario si luego te pones «como el Kiko» ni comer poco si después pierdes la tarde en el sofá viendo la tele.
Con el buen tiempo, el plan por antonomasia es ir a tomar cañas a una terraza. Para poder seguir disfrutando de este placer sin que suponga un peligro para la figura, lo ideal es pasar de los aperitivos grasientos (fritos y embutidos) y optar por vinagretas (pepinillos, cebolletas, banderillas...). «Una cerveza no tiene muchas calorías (75-100), el poblema es la tapita y el número de cañas que nos tomamos», advierte el doctor Fernando Goñi, médico adjunto de Endocrinología en el Hospital de Basurto, en Bilbao, y miembro de la junta directiva de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO).

Mejor la opción «sin alcohol» o «light»

Lo recomendable es no excederse de tres cervezas al día en el caso de los hombres y de dos en las mujeres. Además, si optamos por la versión sin alcohol, consumiremos la mitad de calorías. En el caso de los refrescos, el doctor Goñi también recomienda la opción «light», incluso para los combinados.
En casa, debemos apostar por las ensaladas, pero «con poco aceite», la cocina a la plancha, cambiar los postres hipercalóricos por fruta, evitar el exceso de pan y beber siempre agua para calmar la sed. «En general, hay que decantarse por alimentos menos calóricos porque lo que nos sacia es el volumen de comida. Nos llenan igual pero engordan menos», explica a ABC.es el endocrino.
Si tenemos necesidad de comer entre horas, lo mejor es tomar una pieza de fruta. Y por la noche, la cena tiene que ser ligera, pero no escasa. «Si tomamos solo una fruta y un yogur, acumulamos hambre para el día siguiente y lo compensaremos comiendo más en otro momento», advierte el doctor Goñi, que recomienda un plato de carne o pescado a la plancha, acompañado de una ensalada y fruta. Esta última, a pesar de la extendida leyenda urbana, no engorda más por consumirla de noche.

No sólo abdominales

El ejercicio es la otra pieza clave para deshacernos de los incómodos michelines. Y no se trata sólo de realizar abdominales. «Tiene que haber un trabajo genérico para calentar músculo, quemar grasa y tonificar», señala Madeleine Moreno, coordinadora de fitness de Body FactoryPozuelo de Alarcón.
Para conseguirlo, la entrenadora personal recomienda acudir primero a pilates para fortalecer la musculatura interna del cuerpo y aprender a hacer abdominales correctamente. Después, para quemar grasa, debemos optar por un ejercicio aeróbico: correr, hacer bicicleta, ciclo indoor, aerobic o baile, por ejemplo. Y para tonificar, lo ideal son las clases de body tonic o GAP.
Pero si prefieres ahorrarte el dinero del gimnasio y entrenar por tu cuenta, Moreno aconseja correr todos los días un mínimo de 30 minutos y hacer en casa abdominales y flexiones.

Cuestión de pulsaciones

Mucha gente piensa que cuanto más sude, más grasa está perdiendo, y recurren incluso a fajas o plásticos. «Esto es falso. Lo que quemes depende de la intensidad de tus pulsaciones no de lo que transpires. El sudor se repone en cuanto bebes agua», advierte la monitora de fitness.
Aunque a veces nos cueste, hay que procurar mantener una postura recta durante el día. «Si trabajas o andas encorvado, los músculos de la barriga se mueven menos y acaban por relajarse», asegura a ABC.es Moreno.
Y, por último, evita comer alimentos con muchas calorías después de practicar deporte porque «se agarrarán directamente a la zona del cuerpo que menos desees», avisa. En su lugar opta por frutas como la pera, el plátano o el zumo de naranja natural.


Fuente: ABC
Enlace patrocinado por
info@ingeypro.com
ingeypro.  Servicios: Planes de Gestión de Residuos, Gestión de Obras, Planes de Seguridad y Salud, Eficiencia Energética, presupuestos, estudios de obras, Oficina técnica
ingeypro en Cáceres, Madrid y Sevilla


No hay comentarios:

Publicar un comentario