Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 29 de abril de 2012

El secreto de los ojos del calamar gigante


(NCYT) Ahora, un nuevo estudio parece haber dado con la explicación para este enigma.

En principio, para ver en un entorno con bajo nivel de luz, como el de las profundidades marinas, tener ojos grandes es mejor que tener ojos pequeños, simplemente porque los grandes captan más luz. Sin embargo, las propiedades ópticas del agua restringirán severamente la distancia máxima a la que se pueden distinguir las cosas.

Usando cálculos complejos, el equipo de Dan-Eric Nilsson de la Universidad de Lund en Suecia, ha descubierto que para los animales que viven en el agua, no vale la pena tener ojos mucho más grandes que una naranja. Para ver a las presas potenciales es suficiente con ojos de ese tamaño. Tener ojos más grandes sólo mejoraría un poquito la visión, pero, en términos de costo metabólico, construir y mantener los ojos tiene un alto precio.

Ojos del calamar gigante
Los ojos del calamar gigante son más grandes de lo que se podría esperar. (Foto: Nilsson et al.)
Los ojos de las enormes ballenas no tienen mucho más de 9 centímetros de diámetro, lo que concuerda con esa tendencia. ¿Por qué entonces los calamares gigantes tienen ojos de 25 centímetros?

Usando un modelo matemático de visión subacuática, los investigadores pusieron a prueba los beneficios de tener ojos muy grandes para una amplia gama de tareas bajo varias condiciones de iluminación. Estos análisis mostraron que los ojos muy grandes no son mucho mejores que los pequeños a menos que uno quiera ver algo que de por sí es muy grande, como una ballena... Ese es el motivo del gran tamaño de los ojos del calamar gigante. A la bestia marina le son de utilidad, porque es lo bastante fornida como para evitar ser cazada por un cachalote si lo divisa a tiempo. Para otros animales, todo intento de escapar puede ser inútil, aunque lograsen detectar a la ballena desde la misma distancia que logra hacerlo el calamar gigante.

Ahora bien, ¿cómo exactamente el calamar puede vislumbrar a una ballena a gran distancia y con la escasa luz reinante en las profundidades oceánicas?

La respuesta es la luz bioluminiscente producida por pequeños animales gelatinosos cuando son perturbados por una ballena que se mueve a través del agua. Un cuerpo voluminoso que se acerca, como el de una ballena, perturba el patrón de bioluminiscencia de la zona de un modo delatador, como la polvareda que se levanta en la lejanía de una llanura arenosa revela que se acerca un automóvil. De hecho, la alteración de la bioluminiscencia les ha servido a veces a los marineros expertos para detectar de noche la presencia de un submarino.
Fuente: Solociencia
Enlace patrocinado por
info@ingeypro.com
ingeypro.  Servicios: Planes de Gestión de Residuos, Gestión de Obras, Planes de Seguridad y Salud, Eficiencia Energética, presupuestos, estudios de obras, Oficina técnica
Ingeypro en Cáceres, Madrid y Sevilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario