Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 1 de abril de 2012

El hielo que ha perdido la Tierra en los últimos años y su efecto en el aumento del nivel del mar

(NCYT) Ese valor no incluye el del hielo perdido por las masas glaciares individuales y los casquetes de hielo en los bordes de las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida, que aportan aproximadamente 80.000 millones de toneladas adicionales.

Las mediciones son importantes para poder pronosticar cuánto y con qué rapidez subirá el nivel del mar en las próximas décadas, y poner en marcha a tiempo los adecuados planes de reubicación para mitigar tanto como sea posible los perjuicios económicos que sufrirán las poblaciones costeras más afectadas.

La investigación se ha llevado a cabo en la Universidad de Colorado en Boulder, Estados Unidos, por el equipo de John Wahr, Tad Pfeffer, Thomas Jacob y Sean Swenson.

Hielo perdido en la Tierra
Los satélites GRACE. (Foto: NASA)
"La Tierra pierde una cantidad increíble de hielo que se vierte anualmente en los océanos, y estos nuevos resultados nos ayudarán a contestar preguntas importantes en lo que concierne a la elevación del nivel del mar y a los impactos del cambio climático global sobre las regiones frías del planeta", explica Wahr.

El equipo de investigación también se sirvió de datos aportados por los satélites GRACE para calcular la pérdida de hielo de Groenlandia y la Antártida, incluyendo sus hielos periféricos. El resultado de los cálculos indica un valor aproximado de 385.000 millones de toneladas de hielo anuales.

La inmensa mayoría de los climatólogos coinciden en dictaminar que aquellas de las actividades humanas en las que se emiten grandes cantidades de gases de efecto invernadero a la atmósfera, están calentando el planeta, un efecto que se hacen sentir más en las regiones polares.

Según el análisis de los datos aportados por los GRACE, la elevación total del nivel del mar a escala global causada por la pérdida de los hielos que hay sobre tierra firme, incluyendo a Groenlandia y a la Antártida, fue de unos 12 milímetros, o media pulgada, desde 2003 hasta el 2010, a razón de aproximadamente 1,5 milímetros por año. Esta magnitud incluye la expansión térmica del agua en los océanos debida al calentamiento.

La pareja de satélites GRACE (por las siglas de Gravity Recovery and Climate Experiment) es el fruto de una colaboración entre la NASA y la Agencia Espacial Alemana (DLR). Ambos satélites fueron lanzados desde el cosmódromo de Plesetsk en Rusia el 17 de Marzo de 2002. En los años transcurridos desde entonces, han aportado muchos e importantes datos sobre el movimiento de las masas de agua y sus efectos sobre el campo gravitatorio terrestre. Los satélites miden los cambios en el campo gravitatorio de la Tierra causados por las redistribuciones regionales en la masa del planeta, incluyendo las capas de hielo, los océanos y el agua que hay en el suelo y en los acuíferos subterráneos. A partir de estos datos, es posible obtener mucha más información sobre diversos aspectos de la Tierra, incluyendo la velocidad con que el hielo del planeta se está derritiendo de un año a otro.



Fuente: Solociencia
Enlace patrocinado por
info@ingeypro.com
ingeypro.  Servicios: Planes de Gestión de Residuos, Gestión de Obras, Planes de Seguridad y Salud, Eficiencia Energética, presupuestos, estudios de obras, Oficina técnica

No hay comentarios:

Publicar un comentario