Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 7 de mayo de 2012

¿Qué está pensando tu perro? Un escáner cerebral podría ayudar a comprenderlo

Científicos de la Universidad de Emory han desarrollado una nueva metodología para escanear los cerebros de los perros y explorar la mente de la más antigua de las especies domesticadas. La técnica se conoce como Imagen por Resonancia Magnética Funcional (functional Magnetic Resonance Imaging o fMRI) y es totalmente inocua; de hecho es la misma técnica que se usa para revelar los secretos del cerebro humano.

The Public Library of Science (PLoS ONE) ha publicado los resultados de su primer experimento, en el que muestran cómo los cerebros de los perros reaccionan a las señales que sus dueños les hacen con las manos.

"Es sorprendente ver las primeras imágenes del cerebro de un perro completamente despierto y activo" afirma Gregory Bers, director del Centro de Investigaciones Neurológicas (Center for Neuropolicy) de Emory y jefe del equipo de investigadores del proyecto sobre perros. "Que sepamos, nadie hasta ahora había sido capaz de hacer esto. Esperamos que se abra una nueva puerta en la comprensión de la mente de los perros. Queremos entender la relación entre perros y humanos desde la perspectiva del perro".

Para esta fase del proyecto se han utilizado dos perros. Callie es un Feist, una especie de perro cazador del sureste de Estados Unidos, que fue adoptado nueve meses antes en un refugio. McKenzie es un Border Collie que ya había sido entrenado para la competición por su dueña, Melissa Cate. Ambos animales fueron entrenados durante varios meses para entrar al fMRI y quedarse quietos mientras los investigadores medían su actividad neuronal.

La investigación pretende desentrañar los procesos mentales de los perro captando imágenes de las áreas del cerebro de los perros que se activan respondiendo a diferentes estímulos, Posteriormente esperan estar en condiciones de responder a cuestiones como ¿sienten los perros empatía? ¿saben cuándo sus dueños están contentos o tristes? ¿qué capacidad real tienen de comprender el lenguaje humano?

En el primer experimento los perros fueron entrenados para responder a señales hechas con la mano. Una señal indicaba que iba a recibir un trozo de salchicha y la otra señal indicaba que no habría premio. La región caudal del cerebro, asociada con la satisfacción en los humanos, mostraba activación en ambos perros cuando recibían la señal que les advertía de que iban a recibir la salchicha y, al contrario, no se producía la activación cuando no había recompensa. Bern señala que los resultados parecen indicar que los perros prestan realmente mucha atención a las señales que les hacen los humanos y esos estímulos parecen tener línea directa con el sistema de satisfacción del perro.

Ber es un neuroeconomista que normalmente usa la técnica fMRI para estudiar la mente humana. Sus estudios sobre imágenes cerebrales abarcan muchos campos, desde porqué los adolescentes son más propensos a participar en actividades arriesgadas hasta porqué los adultos deciden seguir o ignorar determinadas reglas de comportamiento social.

Los amantes de los perros no necesitan ser convencidos de la utilidad de este estudio pero para los escéoticos (y para los amantes de los gatos) no está de más recordar que el perro fue la primera especide domesticada hace más de 10.000 años (hay quien situa el inicio de la domesticación 30.000 años atrás). Bern afirma que el cerebro de los perros representa algo especial sobre cómo el hombre ha evolucionado junto a otros animales. Es posible, según él, que los perros hayan afectado a la evolución humana; del mismo modo que nosotros hemos moldeado al perro doméstico, es posible que los perros hayan influido en nosotos también. 





Fuente: Solociencia
Enlace patrocinado por
info@ingeypro.com
ingeypro.  Servicios: Planes de Gestión de Residuos, Gestión de Obras, Planes de Seguridad y Salud, Eficiencia Energética, presupuestos, estudios de obras, Oficina técnica
Ingeypro en Cáceres, Madrid y Sevilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario