Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 12 de mayo de 2012

La Agencia Espacial Europea da por perdido el satélite 'Envisat' Su misión ha durado diez años, el doble de lo inicialmente previsto


La Agencia Espacial Europea (ESA) ha anunciado que da por perdido el Envisat, el satélite de observación de la Tierra mayor y más sofisticado lanzado al espacio por el sector aeroespacial europeo. De esta forma, da por concluida su misión tras más de una década en funcionamiento.
Los expertos de la ESA perdieron contacto con el Envisat el pasado 8 de abril y desde entonces han intentado recuperar el control del satélite y aclarar qué pudo provocar el fallo.
"A pesar de las continuas órdenes enviadas desde una amplia red de estaciones en tierra, aún no ha habido reacción del satélite", indicó la ESA en un comunicado.
Tras más de un mes de trabajo, los científicos no han logrado retomar el mando sobre el Envisat, por lo que han dado por concluida su misión, que se ha prolongado durante más de diez años, es decir, el doble de lo inicialmente previsto.
"Aunque las posibilidades son extremadamente bajas", durante los próximos dos meses la ESA seguirá intentando recuperar su control, mientras se analizan los diferentes escenarios que han podido provocar el error, agregó la agencia con sede en París.

Diez años en el espacio

Desde su lanzamiento en 2002, Envisat ha proporcionado datos que se han utilizado en unas 2.500 publicaciones científicas, según los cálculos de la ESA.
El satélite, un dispositivo de 8,2 toneladas de peso y 25 metros de largo por 10 de ancho que se lanzó en un cohete Ariane 5 desde el Centro Espacial Europeo de Kurú (Guayana francesa) situado a 800 kilómetros de altitud, completaba cada órbita en 100 minutos a una velocidad superior a 7 kilómetros por segundo.
En su interior transporta diez sofisticados instrumentos ópticos y de radar que aportaban preciada información sobre el funcionamiento de la Tierra.
La tarea principal de Envisat consistía en medir el color del mar y de las zonas costeras, lo que permite determinar el estado de los sedimentos marinos o estudiar la concentración de clorofila, aunque también ha servido para el análisis del cambio climático, ya que su tecnología intenta arrojar luz sobre el ciclo del dióxido de carbono, crucial en el proceso de calentamiento global.
Envisat, que completó en septiembre de 2010 su giro número 50.000 alrededor de la Tierra y en su década de vida útil ha acumulado más de 2.250.000 kilómetros recorridos desde su lanzamiento, fue uno de los primeros satélites de la ESA con una considerable participación española.
Las firmas Casa Espacio, Crisa y Sener, entre otras, diseñaron parte de los componentes de un dispositivo cuya construcción y desarrollo corrió a cargo de Astrium, principal artífice de la joya de un programa científico de 3.200 millones de euros (2.752 millones de dólares entonces) en el que participaron 14 países europeos.
Antes de que los científicos perdieran el control del satélite, estaba previsto sustituirlo el año próximo con la puesta en marcha de la misión 'Sentinel'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario