Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 16 de diciembre de 2013

La revolución nanotecnológica: una reinvención del hombre

El tema del hombre se reinventa continuamente en Filosofía gracias a la Ciencia. La Nanotecnología, como revolución interdisciplinar de las Ciencias Naturales, no está contribuyendo de menos. Las definiciones de materia, organismo, vida o sustancia artificial se hibridan unas con otras cuando disminuimos la escala de tamaños porque nos acabamos quedando con moléculas y átomos.
Todo lo que podemos decir de ellos es que unos pertenecen a lo que se denomina ser vivo y otros a lo que se define como materia inerte; los hay que forman parte de móviles artificiales y aquellos que componen maquinarias biológicas; los hay que se han combinado de manera natural, por presión evolutiva, y los que se han organizado a propósito, con un fin particular, por acción del hombre. Sí, la Nanotecnología nos está permitiendo reinterpretar los clásicos mundos de lo animado y de lo inerte hasta el punto de alentarnos a superar el vértigo de mirarnos a nosotros mismos como organizaciones complejas de materia, sólo distinguibles de cualquier otro desarrollo tecnológico por el tiempo que ha llevado fraguarnos y por la teleología.

Composición del hombre

El hecho de que el hombre esté compuesto por átomos de carbono, hidrógeno, oxígeno, fósforo y nitrógeno, además de otros muchos en menor proporción, es un conocimiento bioquímico establecido. El estudio de la estructura de buena parte de las moléculas a las que dan lugar estos átomos (proteínas y ácidos nucleicos, sobre todo) es un campo de la Biología que se inició en el siglo pasado. La función de las mismas como entes que reaccionan químicamente unos con otros está también aceptada y es en buena parte conocida. Pero el hecho de que estos átomos y moléculas formen parte de una maquinaria coordinada, precisa y con tareas altamente especializadas en el interior de nuestras células es un paradigma que sólo en estos años estamos pudiendo observar experimentalmente.
Estas moléculas no reaccionan a base de choques fortuitos (son demasiado grandes y complejas como para tener que esperar a este tipo de casualidades) sino que operan unas sobre otras adoptando unas formas de motores lineales y rotores, otras de máquinas transportadoras y otras de máquinas copiadoras de información o ensambladoras de otras máquinas, por poner algunos ejemplos. No es difícil aceptar que el ADN es un disco duro de dimensiones nanométricas con una densidad de información y longevidad que supera a la tecnología que existe en los dispositivos de almacenamiento de información fabricados por el hombre.

La biología desde un punto de vista global

Sólo cuando entendimos que volar implicaba generar diferencias de presión,conseguimos construir un aparato capaz de transportarnos por el aire
La comprensión de los hechos que ocurren en el interior de nuestras células como sistemas físicos nanométricos no es, por tanto, importante sólo desde un punto de vista biológico; supone un vistazo a la nanotecnología ya desarrollada. Un vistazo en el que no somos seres pasivos, asombrados como lo estaríamos ante una tecnología extraterrestre más avanzada o por una visita al futuro de la humanidad, sinosujetos activos en la investigación de nuestro propio funcionamiento con el objetivo de auto-inspirarnos. El hombre se ha sentido inclinado a imitar a la naturaleza en numerosas ocasiones para sus progresos instrumentales, pero sólo cuando entendió que volar implicaba generar diferencias de presión dispuso de la llave para construir un aparato capaz de transportarnos por el aire, en vez de seguir tropezando con la idea de injertarnos alas a la manera de pájaros, allá por la Edad Media.
Es probable, entonces, que entender la biología desde un punto de vista global, tanto físico como químico, no nos lleve a sintetizar proteínas como nanomáquinas sin más, sino que nos permita dar con las claves para revolucionar nuestro entorno tecnológico. Es también bastante probable que en este camino no descubramos nuevas leyes de la Física, que sólo las apliquemos en el terreno de la Biología, pero esto, lejos de ser limitante en el avance de las Ciencias Naturales, supondrá una reorganización del conocimiento que nos propulsará en la comprensión del hombre por vías hasta ahora no contempladas.
Estamos en los albores de la revolución nano, pasarán muchos años hasta que podamos contemplar al hombre y al universo con la perspectiva de la Ciencia de este tiempo. Partiendo de este precepto, en los próximos artículos intentaremos domesticar, desde un laboratorio de IMDEA Nanociencia, las ideas y resultados experimentales que se están fraguando en la escala nano y en la interfaz bio de la Química, Física e Ingeniería, de modo que no sólo nos sirvan para humanizar la ciencia de lo pequeño, sino también para integrarla con el hombre como eje central de la Filosofía.






PATROCINADORES:
UNICCA
laposadadegrimaldo.es
INGEYCON INGENIERIA Y CONSTRUCCIONES
INGEYPRO INGENIERÍA Y PROYECTOS. OFICINA TÉCNICA DE CONSTRUCCIÓN

www.ingeypro.com

info@ingeypro.com 


Ingeypro es Oficina técnica de empresas constructorasIngeypro es documentación técnica para contratación de obrasIngeypro es Redacción de Estudios de Gestión de Residuos, Ingeypro es Redacción de Planes de Gestión de Residuos, Ingeypro es Redacción de Estudios de Seguridad y Salud, Ingeypro es Redacción de Planes de Seguridad y Salud, Ingeypro es Redacción de proyectos, Ingeypro es Asistencia técnica, Ingeypro es Gestión de obras: Seguimiento de plazos, preparación de comparativos, asesoramiento técnico a la contrataciónIngeypro es Preparación de licitaciones: Documentación técnica, contacto con la administración, estudios técnicos y económicos, elaboración de estrategias para reducción del coste directo e indirecto. ingeypro en Cáceres, Badajoz, Madrid, Sevillaingeypro son arquitectos en Cáceres y Badajozingeypro son arquitectos técnicos en Cáceres y Badajozingeypro redacta proyectos de arquitectura y de ingenieríaingeypro es Certificado de Eficiencia Energéticaingeypro somos agentes rehabilitadores

No hay comentarios:

Publicar un comentario