Se ha producido un error en este gadget.

martes, 13 de marzo de 2012

La sonda espacial Juno realiza su primer cambio de trayectoria en su viaje hacia Júpiter

(NCYT) Durante la reciente operación de corrección del rumbo, los propulsores para maniobras estuvieron activados 25 minutos, consumieron cerca de 3,11 kilogramos de combustible, y cambiaron la velocidad de la nave en 1,2 metros por segundo.

La próxima maniobra importante de Juno se producirá a finales de Agosto de 2012, cuando realice la primera de dos maniobras destinadas a prepararla para su retorno temporal en Octubre de 2013 a las inmediaciones de la Tierra, donde aprovechará esta cercanía para ganar más velocidad gracias a la acción del campo gravitatorio terrestre, con el consiguiente ahorro de combustible. Los viajes mediante asistencia gravitacional permiten no tener que cargar a bordo cantidades ingentes de combustible, que podrían incluso hacer inviable una misión, aunque implican que la nave deba seguir un camino indirecto para alcanzar su punto de destino, un camino que puede incluir volver a pasar por las cercanías de la Tierra.

Lanzada el 5 de agosto de 2011, Juno lleva recorridos en el momento de escribir estas líneas 452 millones de kilómetros de su viaje de 2.800 millones de kilómetros a Júpiter, una distancia mucho mayor que la que separa a ese planeta de la Tierra en línea recta, pero que difícilmente se puede acortar por cuanto esa y las otras sondas interplanetarias lanzadas carecen de suficiente combustible como para emprender un trayecto directo, debiendo contentarse con trayectorias curvas, que recuerdan un poco al ascenso a una colina por carretera. Actualmente, la nave viaja a una velocidad de 77.100 kilómetros por hora con respecto al Sol. La velocidad con respecto a la Tierra es de 107.000 kilómetros por hora.

Sonda espacial Juno
La sonda Juno. (Foto: NASA/JPL-Caltech)
Una vez en órbita a Júpiter, a donde llegará en Julio de 2016, la sonda orbitará alrededor del planeta durante aproximadamente un año (33 órbitas) y utilizará su colección de ocho instrumentos científicos para investigar por debajo de la oscura cubierta de nubes que oculta al gigante gaseoso, a fin de obtener así más información sobre los orígenes, estructura, atmósfera y magnetosfera de Júpiter, e intentar detectar la existencia de un núcleo sólido en el planeta.

La misión terminará en Octubre de 2017.

Un dato llamativo acerca de la Juno es que obtiene la energía para sus sistemas eléctricos de paneles solares. Recordemos que la órbita de Júpiter se encuentra cinco veces más lejos del Sol que la seguida por la Tierra, de tal modo que el planeta gigante recibe 25 veces menos luz solar que nosotros. Juno es la primera nave alimentada por energía solar que ha sido diseñada por la NASA para operar a gran distancia del Sol. A fin de captar la suficiente luz solar, la superficie de sus paneles solares es bastante grande. Tres paneles solares se extienden hacia afuera desde el cuerpo hexagonal de la Juno, dando a la nave espacial un tamaño global de unos 20 metros de punta a punta. Está previsto que los paneles solares permanezcan expuestos a la luz del Sol continuamente hasta el fin de la misión, excepto por unos minutos durante ese paso futuro de la nave cerca de la Tierra.



Fuente: Solociencia
Enlace patrocinado por
info@ingeypro.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario