Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 3 de septiembre de 2012

La sombra del «efecto Microsoft» sobre Apple: el monopolio como peligro para la innovación


Tras su victoria en la guerra de patentes, algunos expertos alertan de una puerta abierta hacia una posición de dominio que dificultará la mejora tecnológica y dará lugar a una compañía adormecida por una posición rentista



La sombra del «efecto Microsoft» sobre Apple: el monopolio como peligro para la innovación

La guerra de patentes ha librado su más crucial y decisiva batalla con los dos gigantes enfrentados. La victoria de Apple sobre Samsung en los tribunales puede marcar un antes y después en el desarrollo de la industria tecnológica. Aunque todavía es muy pronto para sacar conclusiones, algunos economistas alertan de una puerta abierta hacia una posición de dominio en el mercado, un monopolio en ciernes que podría dificultar la innovación y una compañía Apple adormecida por una posición rentista.
El espejo donde se puede reflejar la posición de Apple es demasiado reciente para olvidarlo. Microsoft era una gran compañía vanguardista hasta que comenzó a pelear en los tribunales para mantener lejos a sus competidores. En cuanto consiguió el monopolio, dejó de innovar y se estancó. De hecho, Microsoft sería ya historia si no fuera por su poder monopolístico con su sistema operativoWindows. ¿Puede Apple caer en la autocomplacencia y pretender vivir de las rentas? ¿La posición de dominio puede apagar la llama creativa de la compañía más innovadora de la última década?
Dos teorías económicas están enfrentadas acerca de la repercusión de las patentes en la innovación tecnológica. La visión clásica establece que un monopolio protegido por patentes es un incentivo mayor para innovar porque las empresas desean alcanzar esa posición. Además, no habría recompensa a la innovación si no hay pago de «royalties» y, por tanto, no habría aliciente para mejorar los productos.

Particular sector tecnológico

La visión liberal mantiene que la teoría clásica es útil cuando el producto no evoluciona rápidamente y, por tanto, el mercado lo demandará durante un tiempo. En un mercado así, si se pagara patente, sería beneficioso para el innovador (que cobra) y para el imitador (que amortiza el pago). Sin embargo, puede suponer trabas para un mercado de evolución tan veloz como el tecnológico, según sostienen los economistas del liberal Cato Institute de Washington en su artículo «Competición e innovación». Las patentes, apuntan, limitan la innovación de los nuevos competidores, ya que no pueden entrar al mercado; y también disminuye la pulsión del beneficiario, acomodado en la posición de monopolio. Su conclusión es que existe mayor innovación en los mercados con patentes débiles.
«El mercado tecnológico ya premia suficientemente a la empresa que innova y da el primer paso en el mercado, con enormes beneficios aunque no existieran patentes», opina el jurista Richard Posner. Sin embargo, según cuenta a Reuters, «la volatilidad hace que los litigios resulten atractivos para dañar a los competidores». «Es una lucha constante para sobrevivir».

Gasto en litigios

En los últimos años, las compañías de teléfonos inteligentes han gastado miles de millones de dólares en comprar patentes y cientos de millones en pagar multas. Apple ha entrado en una espiral agresiva de guerra de tribunales en los últimos dos años. Especialmente por la amenaza de Samsung, su principal rival, el mayor fabricante gracias a su unión con el sistema operativo Android, de Google. Por cada iPhone se venden tres Android. La compañía de la manzana intenta con este movimiento frenar el avance de sus competidores.
Un jurado federal californiano falló la semana pasada que Samsung había plagiado a Apple por, entre otras causas, la forma rectangular con los bordes redondeados de sus teléfonos, el gesto de pellizcar la pantalla para hacer zoom, el rebote al llegar al final de la barra de deslizamiento o el doble punteo para ampliar. El fabricante coreano, nada más conocer la sentencia, advirtió de que habrá «un menor número de opciones, menos innovación y precios potencialmente más altos». El próximo 6 de diciembre recurrirá y se conocerá el alcance real del fallo para la industria.
Samsung no es el único que ha puesto el grito en el cielo. Charlie Kinde, antiguo ejecutivo de Microsoft, afirmó a «The New York Times» que se ha complicado muchísimo el mercado de los móviles porque se perjudica la movilidad de una marca a otra y los desarrolladores de aplicaciones tendrán más difícil crear aplicaciones multiplataforma. Bill Flora, exdiseñador de Microsoft, avisa de que se puede crear un «campo minado»: «Hay gestos tan comunes como pellizcar la pantalla para hacer zoom que no poder hacerlo será como diseñar un coche con las ruedas cuadradas». James E. Besse, experto en patentes de la Universidad de Boston, apunta que la guerra está plagada de muchas patentes que nunca deberían haber sido reconocidas.

Apple, en vanguardia

No todos los análisis son agoreros. La victoria de Apple, en realidad, podría estar haciendo mucho más por mantener la competitividad en lugar de instalar una era de estancamiento. «La sentencia manda un mensaje a los fabricantes de que sus diseños deben ser realmente diferentes», explica Colleen V. Chien, de la Universidad de Santa Clara. «En lugar de entorpecer la competición, este caso espoleará la creatividad y dará a los consumidores una mayor oferta de productos para poder elegir», opina el analista Tim Bajarin en «Time». Apple, en cualquier caso, está lejos de acomodarse. De hecho, este otoño está previsto ellanzamiento de sus dos nuevos productos, el iPhone 5 y el iPad Mini.


Fuente: Diario ABC
Enlace patrocinado por

Empresaingeypro ingeniería y proyectos
Contacto.- info@ingeypro.com 
Redacción de Estudios y Planes de Residuos, 
Redacción de Estudios y Planes de Seguridad y Salud, 
Redacción de proyectos, 
Asistencia técnica, 
Gestión de obras: Seguimiento de plazos, preparación de comparativos, asesoramiento técnico a la contratación
Preparación de licitaciones: Documentación técnica, contacto con la administración, estudios técnicos y económicos, elaboración de estrategias para reducción del coste directo e indirecto.

ingeypro en Cáceres, Badajoz, Madrid, Sevilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario