Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 2 de febrero de 2012

Los móviles están acabando con las cámaras digitales


Último trimestre de Sony: las ventas de cámaras compactas caen un 20%
Último trimestre de Canon: las ventas de cámaras digitales caen un 11%. Su presidente dimite.
Estas dos noticias son más o menos fáciles de encajar en el entorno actual. Hay dos grandes tendencias en el mundo de la fotografía:
1. El móvil está terminando con la cámara digital sencilla, incluso aunque ofrezca peor calidad. En muchos hogares no se renueva la vieja cámara digital porque ha terminado olvidada en un cajón.
2. El mercado está moviéndose rápidamente hacia las compactas de óptica intercambiable sin espejo, incluso más rápidamente que hacia las réflex. Canon tiene excelentes réflex pero no tiene nada en ese segmento intermedio que sea de lente intercambiable. La lente intercambiable es importante para las compañías fabricantes porque genera muchos beneficios (es un accesorio con amplios márgenes y los usuarios tienden a comprar varias).
Por supuesto, como señala Canon, hay que añadir problemas de suministro por las inundaciones de Tailandia o el terremoto de Japón en 2011.  
Lo sorprendente de todo esto es que ayer tanto Nikon como Panasonic y Sony lanzaron nuevos modelos de cámara. Todas compactas. Entre ellos está el modelo de la fotografía (TX-300V), que además de ser una cámara superdelgada se carga por inducción -sin cables- y tiene GPS y conexión WiFi integrada. Es decir, tiene prácticamente todo lo necesario para competir con el teléfono móvil excepto tress características muy importantes: La conexión permanente (no siempre hay WiFi), las apps, que empiezan a tener un impacto también en el mundo de la fotografía, y el hecho de que no es un móvil, es decir, que es un dispositivo más que hay que recordar meter en el bolso o el bolsillo y recargar.
De repente tenemos una docena de cámaras compactas nuevas, muchas orientadas a la campaña de verano, que casi podemos predecir que van a mover muy poco en el mercado. No hay nada de malo con ellas. Hay modelos curiosos como la S30, resistente al agua, o la FX80, que incluye pequeñas aplicaciones de retoque fotográfico. Simplemente son modelos que tenían sentido hace tres años, cuando el teléfono no era una alternativa tan clara. No sé si me estoy perdiendo algo o si simplemente es uno de esos casos en los que la inercia obliga a los fabricantes a continuar haciendo lo que han hecho durante años.

FUENTE: El Mundo
ENLACE PATROCINADO POR
INFO@INGEYPRO.COM

No hay comentarios:

Publicar un comentario