Se ha producido un error en este gadget.

martes, 3 de abril de 2012

La NASA publica un espectacular vídeo de las corrientes oceánicas


Nueva York, ciudad en la que todos los años caen numerosas y espesas nevadas, está a la misma latitud que la cálida Nápoles, o que Madrid. La gélida Terranova está a 49 grados de latitud Norte y tiene una reducida población debido a su clima ártico, mientras que Oslo está más de 10 grados más al norte, y un millón y medio de habitantes. Enfrente de las islas de Gran Bretaña y sus 62 millones de habitantes está la Península del Labrador, territorio canadiense de tundra, bosque y hielo que apenas es capaz de soportar 150.000 personas. La diferencia vital entre ambas orillas del Atlántico es la Corriente del Golfo: un gigantesco río de agua que transporta calor (depositado por el Sol) desde el trópico y el Caribe hasta la fachada norte de Europa, por lo que países que sin ella serían desiertos nevados bullen de vida y civilización. La corriente del Golfo no es mas que una de las numerosas cintas transportadoras acuáticas que distribuyen agua, sal y energía a través de los océanos, y de esta forma construyen el clima global. Una deslumbrante animación de la NASA permite contemplar el modo en el que el movimiento de los mares hace más habitables porciones del planeta, mezcla y remueve las aguas, y en general distribuye calor y vida por todas las costas. Son, por decirlo poéticamente, las venas del mundo. Y nunca fueron tan hermosas como en este vídeo.
Pero no sólo las aguas se mueven en nuestro planeta: también el aire. Los recorridos de los vientos no son fáciles de visualizar, aunque los meteorólogos son capaces de proyectarlos sobre los mapas sinópticos, esos que nos muestran las televisiones con las borrascas y anticiclones. Algunas reglas simples permiten imaginar los movimientos del aire en lugares concretos a partir de dónde hay zonas de altas y bajas presiones. Para los demás, Fernanda Viegas y Martin Wattenberg de Hint.fm han creado este mapa vivo de vientos en tiempo real. Sólo cubre los EE UU, pero la imagen es poderosa, pues revela las gigantescas estructuras que nos rodean y desbordan, la tracería de los vientos que soplan a nuestro alrededor. A una escala tan inmensa que un humano jamás podría aprehenderla. Y con capacidad de ampliar la vista hasta llegar, casi, al tamaño que está al alcance de nuestros sentidos. Hermoso e hipnótico, aunque la imagen de abajo, ay, sea estática.

Fuente: RTVE
Enlace patrocinado por
info@ingeypro.com
ingeypro.  Servicios: Planes de Gestión de Residuos, Gestión de Obras, Planes de Seguridad y Salud, Eficiencia Energética, presupuestos, estudios de obras, Oficina técnica
ingeypro en Cáceres, Madrid y Sevilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario